RSE y participación

Introducció

Jornada “RSS genuina, participación genuina” en el marco de arbela (DFB). 23/03/2012.

Ponentes:

  • Jorge Berezo (Diputación Foral de Bizkaia). Organización y dinamización.
  • Luis Cañada (ex director general de Vicinay Cadenas SA). Ponencia sobre su propia experiencia.
  • Ana Díaz (Novia Salcedo). Ponencia sobre su propia experiencia.
  • Maite Darceles (Hobest). Contexto conceptual y dinamización.

Contextualización:

Por RSE se entiende la contribución activa y voluntaria al mejoramiento social, económico y ambiental por parte de las empresas, es decir, trascender la que desde determinados prismas se entiende como única meta de la empresa (obtención del lucro para los accionistas) y pensar en este triple resultado: económico, social y ambiental; y trascender como agentes a tener en cuenta la figura de accionista para contemplar todos los grupos de interés.

Dicho esto, el campo de actuación es amplísimo y el riesgo puede ser el de hacer “cosillas” -siempre bienvenidas-, sin alcanzar centrarse en los impactos más importantes de la empresa y en sus oportunidades para contribuir eficazmente a la mejora de la sociedad. Esto lleva a que el tema se esté trabajando pero alcanzando un impacto muy por debajo de lo que se pretende en su formulación. Desde dentro se puede vivir como algo que “ya lo estamos haciendo”, “ya lo trabajamos”, y así es: se pueden estar dedicando reuniones, proyectos, esfuerzo a estos temas; pero desde fuera, desde el punto de vista del resultado, se vive como “todo lo que aún queda por hacer por parte de las empresas”. Es decir, un cierto desequilibrio entre los objetivos formulados de RSE y los resultados reales que se obtienen. Esto sucede cuando tratamos y gestionamos la RSE como algo separado, es decir, que no fluye de manera natural en el desarrollo de la actividad.

Liguemos ahora esta reflexión con el motivo de esta Jornada: RSE y participación. ¿Qué pasa cuando en una empresa la participación de las personas trabajadoras es una realidad? ¿Cambia en algo la orientación hacia la RSE y sus resultados?

La tesis que barajamos y ponemos a debate es que sí y mucho:

Por participación entendemos una organización donde las personas sean protagonistas, donde participen de las decisiones estratégicas, donde la creatividad, innovación, orientación al mercado sean una realidad que se vive con intensidad y total espontaneidad… Donde se vive el proyecto empresarial desde esta doble vertiente: algo que me pertenece, me ilusiona, me siento responsable de ello, y a su vez es algo que estoy construyendo día a día colectivamente con otros-as que también lo viven de igual manera, con todas las dificultades que la convivencia y la cooperación entre las personas representa siempre.

Cuando esto es así, la RSE, la orientación a contribuir eficazmente a la mejora de la sociedad, es algo que viene como una consecuencia natural de la actividad, porque partimos de una empresa cuya estructura y dinámica organizativa integra los flujos de RSE en su actividad del día a día.

Preguntas para el debate:

  1. ¿Qué te parece este planteamiento? ¿Estás de acuerdo con esta tesis? ¿Por qué sí? ¿Por qué no?
  2. ¿Qué ejemplos de casos reales se te ocurren en relación a todo esto?
  3. Si la RSE como concepto tiene su origen y desarrollo en la gran empresa, la participación genuina alcanza mayores niveles de desarrollo en la Pyme. ¿Crees que la apuesta por la participación en la Pyme puede tener un mayor impacto en la RSE que lo que pueda derivarse de una implantación de RSE siguiendo las pautas de la gran empresa? Ventajas e inconvenientes que observes.

Conclusiones del debate:

En la imagen podemos ver las conclusiones que Jorge Berezo recogía gráficamente, tanto del debate como de las ponencias de Luis Cañada y de Ana Díaz.

Recojo aquí algunas ideas de la sesión a modo de flashes:

  • Existe desazón y perplejidad entre las personas que llevan años trabajando en el campo de la RSE que obliga a un cuestionamiento de las formas en que se trata de avanzar y una indagación de las claves para una RSE genuina y honesta
  • Primar la permanencia de la empresa en el País, la no deslocalización. “Hemos de conseguir que la empresa sea longeva, es el primer acto de responsabilidad social” (L. C.)
  • También lo es el hecho de que una empresa que sea capaz de ser referencia mundial en su actividad mantenga también sueldos superiores. Por ejemplo, VCSA mantiene sueldos un 40% superiores a los sueldos de las plantas en Suecia. (L. C.)
  • Incorporar a la empresa la filosofía, como arte de hacerse preguntas. En Vicinay Cadenas lo practican y para ello una de las fórmulas que utilizan es proponer la lectura de un libro de manera que a todas las personas que se comprometan a leerlo se les regala. (L. C.)
  • Ver al Comité de Empresa como aliado y no como enemigo. (L. C.)
  •  “La gente ahora habla de I+D+i y se les llena la boca, parece que ya no hay nada más. Creemos que hay que tener una perspectiva mucho más abierta” (L. C.)
  • “La gestión por procesos es muy procedimental, estás en tu casilla, y queríamos romper con eso para abrirnos a la innovación” (A. D.)
  • La cooperación es clave para afrontar la complejidad (A. D.)
  • “De nuestro estudio se desprende que hay, en general, muy poca experiencia de trabajo en equipo, en cooperación, en las empresas de nuestro entorno” (A. D.)
  • La RSE no tiene una respuesta de pocas palabras, es un tema muy holístico: contempla el reparto de beneficios, hace a que las empresas subsistan con dignidad, también tiene que ver con cómo se ejerce el poder… (L. C.)
  • Ejercer el poder mal es un hecho de irresponsabilidad, ejercerlo bien lo es de responsabilidad. (L. C.)
  • Dentro de los aspectos de la RSE, el que menos se aborda es el aspecto social. Seguir las pautas de una ISO o una certificación medioambiental es relativamente cómodo. Esto ha derivado en una línea medioambientalista de la RSE que ha adquirido gran importancia (hasta el punto de olvidar el resto de aspectos), pero el gran reto es el de las personas (A. D.)
  • Hay muchas empresas que tienen un discurso muy bonito pero una práctica insoportable. Muchas empresas, muchos presidentes, aún están diciendo que su misión es dar valor al accionista. (L. C.)
  • Cultivar foros de diálogo en la empresa, crear espacios para la asertividad y no penalizar el error. (L. D.)
  • La importancia de la reflexión para captar e incorporar lo esencial y no dejarnos despistar por las etiquetas (RSE, EFQM…)

Etiquetes:

Deixa un comentari